«

»

Dic 17 2015

Julio Fernández

Sin el miedo de las encuestas

FacebookTwitterGoogle+MeneameDeliciousDiggRedditTuentiWhatsApp

Contando las horas y los segundos, como si de las campanadas de noche vieja se tratara, para que llegue el cambio.

senora-llora-portadaMuchos se han quedado por el camino, otros, no han llegado a sus tratamientos de hepatitis C por incompetencias de la ministra de sanidad, que tampoco supo ver como su marido se hizo de oro, de un pequeño pueblo de Madrid y otros, no vieron otra salida que lanzarse al vacío cuando el desahucio y la desesperación tocaban su puerta.

Nosotros, hemos quedado para disfrutar y luchar por los que ahora no están. ¡Se lo debemos!

 

Esta semana es crucial y el partido popular se está llevando golpe tras golpe, en primer lugar, un debate en directo con un amado líder, su Kim Jong-un particular, en carne y hueso fuera del plasma y con tantos casos de corruPPción a sus espaldas..

Y por otro lado, el fin de las encuestas que tanto ayudan al partido popular de forma psicológica a esos votantes indecisos que a día de hoy, según dicen esas encuestas es de un 40% del electorado (así nos va, si hay tanta gente que ni con 4 años de PP aún no lo tienen claro)

 

El día del debate a dos, Rajoy cogió la carpeta de los deberes de su hijo, unos recortes de periódico y la publicidad del buzón de su casa y se fue al plató.

Allí le esperaba un Pedro Sánchez, más guapo que nunca, acompañado de su mediática pareja, con ganas de dar caña al partido de la corruPPción.

 

La preparación de Pedro y su equipo debió estar confuso o caótico, porque el moderador hablaba de economía y Pedro contestaba con terrorismos, o de paro cuando era el turno de la corruPPción, pero no importa, Rajoy no está acostumbrado a tanta pregunta y entre que no sabe y que Soraya Sáez de Santamaría no estaba a mano, solo le faltó contarnos “lo de la niña de las chuches”, o “lo de la europea”, cualquier cosa vale para sus amados votantes, los afiliados, los enchufados o los que con autobuses recorren los centros de discapacitados y enfermos, para que se acerquen a sus colegios electorales a votar,

 

¡Todo vale! Podemos y Ciudadanos se ven ganadores porque da la sensación que deja el debate, aunque saben que PPSOE son pesos pesados, tienen sus votantes fijos, esos que aunque les suban la pensión 2€ en 4 años, echen a sus nietos de las universidades, les cobren el euro por receta, se mueran sus familiares con la hepatitis C mientras esperan un tratamiento, o les quiten los ahorros de toda su vida con las preferentes, siguen fieles a sus ideales.

 

Así es España, la constitución se nos hace vieja y no quieren mucho cambio, ellos ven sus obras en las calles, mucha gente en una cola de un edificio nuevo y moderno del barrio (la nueva sede del PARO) y ya no se ven mendigos por Madrid (Ya los mató Esperanza Aguirre con su coche) ¡Pues tampoco estamos tan mal! Se preguntan algunos que tienen 2 pensiones de viudedad y sus hijos están trabajando en la empresa familiar.

 

vizcara-barcenas-caricatura-twitterLos que somos gente decente, todo aquello de las tasas universitarias, los púnicos con nuestros impuestos, los tranvías de Parla mas caros del mundo, los Bárcenas, los Correa, los Rato, los desfalcos de la señora Cospedal en Castilla la Mancha, las risotadas de Luis Merlos y sus medios fachas mientras retransmitían las mareas ciudadanas, los escraches, los policías dando palos a los ancianos que perdieron sus ahorros mientras Rodrigo Rato es tratado como un señor, la gente despedida, por la reforma laboral a medida del empresario pirata y esos administradores concúrsales comprados a medias por empresas y estado, esos colapsos en fogasa, para que la gente cobre una limosna de su liquidacion 2 años después, esos colapsos en urgencias y esas listas de espera en la sanidad pública, tampoco olvidamos, como han dejado los ayuntamientos esos alcaldes y concejales de pueblecillos del partido popular, que han dejado sin papel higiénico o cepillos para barrer después de haber robado y estafado por encima de sus posibilidades.

 

Por todo esto, yo sí que tengo claro el voto, al menos a quien no voy a votar.

Aunque ello me cueste no poder seguir escribiendo los descaros del PP.

 

Por favor, espera...

Suscríbete a nuestro boletín

¿Quieres que te notifiquemos cuando publicamos un nuevo artículo? Introduce tu dirección de correo electrónico en el formulario y serás el primero en enterarte.