«

»

Nov 16 2015

Buttercri

La otra guerra

FacebookTwitterGoogle+MeneameDeliciousDiggRedditTuentiWhatsApp

la-razon-terroristaA raíz de los terribles atentados ocurridos en París el pasado viernes, queda al descubierto, una vez más, la desvergüenza de los medios de comunicación y en especial de las cadenas de televisión de este país, ya sean públicas o privadas

La noche del viernes mientras se sucedían los atentados, todos conmocionados por semejante tragedia, nos enterábamos a través de Twitter o de la radio de lo que estaba sucediendo, porque a excepción del Canal 24 horas, el resto de cadenas continuaba con su programación habitual.

Cuando quisieron reaccionar, un poco tarde ya, se encargaron de mandar a sus “estrellas televisivas” a las puertas de los lugares donde habían ocurrido los atentados. Una vez allí se dedicaron a morbosear con la tragedia, cosa que viene siendo habitual por desgracia.  Bombardearnos con entrevistas a pie de calle, con afirmaciones sin contrastar, con imágenes estremecedoras y por supuesto morbosas, repetidas hasta la saciedad. Hacer espectáculo, ese es el fin. A mayor tragedia, mayor espectáculo.

No contentos con ello, las noticias del día siguiente se congratulaban  porque habían batido record de audiencia como consecuencia de los atentados. “Obtuvimos nuestro mejor share” decían orgullosos sin ningún tipo de disimulo. Aquí todos ganan, como en las elecciones. Todas ellas batieron record, TVE, Antena 3, Cuatro, Telecinco, La Sexta…TODAS. Y esta es la otra guerra. La de las audiencias. Porque todo vale.

 

herrera

Ellos son los actores, nosotros los espectadores y el lugar del crimen el escenario. Triste es que para poderte informar tengas que asistir a la función. Porque la función es única. Cambian los actores, pero el perfil es el mismo. Ahora le toca entrar en escena a la figura del “EXPERTO” ese que sabe de todo. Es el típico “cuñao” pero cobrando. El experto en terrorismo islámico, suele ser el mismo que fue experto en accidentes ferroviarios, en la crisis del Ébola, también lo fue del asesinato de Asunta…en fin, un tío muy listo. Hay que seguir sacando tajada unos días más, todo lo que se pueda. Y cuantos más días pasan, más vomitiva es la función.

De nosotros depende que esta “otra guerra” siga activa o no. Si la función es mala, los espectadores no deberíamos volver a verla. Que se maten entre ellos, con sus cifras y tantos por ciento como si de balas se tratase. Sólo se acabará esa guerra cuando no vaya nadie a ver la función. Mientras sigan teniéndonos como espectadores, darán la función a diario e incluso dos veces los fines de semana. Contra la otra guerra poco podemos hacer, excepto desear que no vuelva a ocurrir. No está en nuestras manos.

Moraleja: No consuman.

 

Por favor, espera...

Suscríbete a nuestro boletín

¿Quieres que te notifiquemos cuando publicamos un nuevo artículo? Introduce tu dirección de correo electrónico en el formulario y serás el primero en enterarte.